LOFT

En uno de esos días aburridos en casa, Ian se da cuenta de que puede comunicarse de una forma diferente con su nueva vecina Ana, quien acaba de mudarse al piso de al lado; pero eso no siempre significa que de buenos resultados. A veces sobran las palabras para comunicarse.